INSCRIPCIÓN AUTOMÁTICA + VOTO VOLUNTARIO

 

En Chile hay 11,5 millones de personas mayores de 18 años, pero sólo 8 millones están inscritos en los registros electorales. Si a esa enorme cantidad de “no inscritos” le sumamos el 10% de abstención histórica, además de los votos nulos y blancos, obtenemos una conclusión nada alentadora: Más del 40% de los mayores de 18 años (aproximadamente 3,5 millones) se excluye de la democracia o no manifiesta preferencia alguna en las elecciones. En todo caso, las cifras no parecen tan malas si nos comparamos con el resto de Latinoamérica, que tiene un promedio de participación electoral en torno al 60%. El gran problema es que el progresivo envejecimiento del padrón electoral proyecta aun menor participación en el futuro. De los 3 millones de chilenos que tienen entre 18 y 29 años, apenas 700 mil están inscritos, y representan un escuálido 8,5% del padrón total. Pero este desinterés de los jóvenes con la democracia no siempre fue así: En el año 1988, el 36% del universo electoral lo conformaban jóvenes menores de 30 años. Es decir, en sus manos estaba el destino de nuestro país. Si queremos revitalizar nuestro sistema político y hacer parte a las nuevas generaciones de lo que ocurre en Chile, debemos revertir este fenómeno.

La primera propuesta es automatizar la inscripción en los registros electorales. Entre las respuestas más recurrentes de los jóvenes cuando se les pregunta por qué no están inscritos están “porque no han tenido tiempo” o “porque les da lata hacer el trámite“. Todos los estudios de opinión revelan que los “no inscritos” no son radicales antisistémicos. Es más, reparten sus preferencias políticas y valóricas en la misma relación de los inscritos. Dicho de otro modo, la baja participación electoral de los jóvenes está íntimamente ligada a la necesidad de cumplir una formalidad burocrática que, dados los avances de la tecnología, tiene escasa justificación. Todos los problemas técnicos y administrativos que han levantado sus detractores han sido contundentemente despejados. En síntesis, la inscripción automática amplía la base electoral, elimina las barreras de entrada a la ciudadanía e impide el envejecimiento del padrón.

El verdadero debate de fondo está en la voluntariedad u obligatoriedad del voto. Los que sostienen que el voto es un derecho exigen voto voluntario. Los que sostienen que el voto es un deber reclaman voto obligatorio. Ambos están imbuidos en concepciones nobles acerca de lo que debe ser una democracia sana. Los primeros recuerdan que el voto es una conquista histórica liberal, y que le pertenece al ciudadano la decisión de ejercer o no el sufragio en una determinada elección. Los segundos quieren combatir el individualismo de nuestro tiempo con una visión más republicana que los haga participar a todos sin distinción.

Pero este debate no se queda en el plano de las ideas, ya que el voto voluntario y el voto obligatorio tienen distintos efectos prácticos.

Con voto voluntario no sabemos si la participación aumentará o disminuirá en las futuras elecciones, aunque su eventual caída es compensada por la introducción de la inscripción automática. El voto voluntario es sensible a los incentivos: Habrá más participación en elecciones relevantes (ejemplo, presidenciales) y competitivas (cuando el ciudadano percibe que su voto “vale” para decidir). Además, es positivo para la salud democrática la responsabilidad que deben asumir los partidos y los candidatos en la estimulación de los electores para que concurran a votar, con mensajes para todos los sectores y estilos de comunicación más atractivos.

Con voto obligatorio (además de inscripción automática) sabemos de antemano que la participación electoral crecerá y se mantendrá alta, fundamentalmente porque muchos ciudadanos querrán evitar la respectiva sanción legal. El rechazo al sistema político se verá expresado en el aumento de votos nulos y blancos. En la práctica, con voto obligatorio, la pena por no acudir a las urnas se hace muy difícil de aplicar por la gran cantidad de infractores. Además hay que tener cuenta que mantener el voto obligatorio es una medida muy poco “amigable” para todos aquellos jóvenes que se verán automáticamente inscritos de la noche a la mañana.

Por todo lo anterior, estamos convencidos de que la mejor combinación para Chile es la inscripción automática y el voto voluntario. En varios países europeos se ha demostrado que no acarrea un descenso en la participación. Si en nuestro país somos capaces de darle un nuevo aire a la política, incentivando la participación electoral y ciudadana en general, no cabe duda de que transitaremos la misma exitosa senda.

About these ads

9 comentarios to “INSCRIPCIÓN AUTOMÁTICA + VOTO VOLUNTARIO”

  1. Lucas Says:

    Hola Cristóbal, se que el texto no lo subiste completo, seria entretenido verlo completo, por lo menos en este resumen, no se entiende por que “la mejor combinación para Chile es la inscripción automática y el voto voluntario” ya que ambas opciones son validas, tal vez se podría experimentar una mixta; para una elección hacer el voto obligatorio (obviamente mas inscripción automática) para que esos jóvenes que llevan años sin votar se acostumbren y luego experimentar o hacer el voto voluntario, otro tema que seria interesante plantear es el de flexibilizar el lugar de votación, para los que se encuentran a mas de 200 kilómetros de su circunscripciones esto no sea excusa para no votar, la tecnología lo permite, ya que en la ultima segunda vuelta presidencial se estaba en plena época vacacional, para la inmensa mayoría los jóvenes y muchas familias, bueno un abrazo adios
    Lucas Blaset

  2. Franco Says:

    Sabes encuentro muy buena tu información, pero concretamente hay cosas que no me agradan, como por ejemplo. que las personas que no votan lo hacen porque les da ¿lata?, bueno sabes en lo personal, a mi no me agrada que me obliguen a votar puesto que yo hice una elección y esa elección para mí debe de ser respetada. la pregunta concreta es… ¿tu dejarías que manipularán tu forma de vivir. que te dijeran que debes comprar o hacer?, se que hay leyes para el bien de la sociedad… pero estas leyes son para el bien de los malditos políticos burocratas. Bueno, sabes porque no me gusta la politica, porque toman decisiones malas. y esto depende mucho de los partidos. entonces, si me obligan a votar solamente iré a perder el tiempo, que por lo menos para mí vale mucho más que hacer una X en un papelito, o estar de vocal de mesa, y si me incorporan automaticamente solo pondre nulo, y ahí vean como siempre los votos y los repartan a su antojo.

  3. gerardo Says:

    lo que yo pienso y se que pasara pues he hecho muchas consultas y pedidos de opiniones es que mucha gente veia el sufragar como una obligacion…y por ello muchos no iran a votar…solo piensen en eso,QUIEN NOS PIDIO PERMISO PARA HACER ESTA LEY????
    TE PIDIERON PERMISO????
    LO APROBARON BAJO TU CONSENTIMIENTO????
    ESTUVISTE DE ACUERDO???????
    PENSARON EN QUE SI TU ESTARIAS DE ACUERDO?????
    CREO QUE PARA MUCHOS LA RESPUESTA ES NO!!!!!
    por ultimo si querian hacer una calamidad como esta nos deberian poner un verdadero politico que realmente nos solucione todas nuestras necesidades y soluciones en nuestro diario vivir,como poner leyes duras a los asesinos y violadores,piromanos desgraciados e incendiaros de bosques.cuando salga un candidato asi que acabe con todos los males del dia a dia chileno….muy feliz ire a votar por el

  4. Jorge Queirolo Bravo Says:

    Lo ideal, lo más sensato, es que exista un mecanismo automático de inscripción electoral y que el voto sea, a la vez, completamente voluntario. Eso es implementar una verdadera democracia, en la que participa el que realmente se siente llamado a hacerlo.

  5. pepa Says:

    Yo creo que el voto deberia ser OBLIGATORIO. Muchos estan en mi contra pero es lo que pienso, ya que uno a los 18 anos pasa a ser CIUDADANO de la republica de chile. El ser ciudadano tiene como consecuencia derechos y deberes. Y el voto obligatorio es un DEBER. Porque uno no puede tan solo ser ciudadano cuando quiere. Los derechos se les dan por lo tanto cumple con tus deberes y luego no tienen derecho a alegar (aunque mucho lo toman igual) al no cumplir con el deber de votar. Ademas muchos reaccionarian mal al comienzo, ya que estan siendo obligados a realizar algo que no les preguntaron, reprimiendo su libertad. Pero se hanpuesto a pensar.. Alguna vez les preguntaron si querian que toda persona que cometiera un delito como el de robar o matar, fuera encarcelado?? Me imagino que no… y no me creeran pero muchas personas con bajos recursos estan en contra de esto, y les preguntaron si querian esta ley?? .. NO!! Pero sin embargo se realizo igual por el bien comun. Lo mismo con el voto.. quizas no le pregunten a cada chileno si quieren que sea obligatorio, pero igual se deberia hacer , ya que es un deber de cada ciudadano que llevara al bien comun. Tambien esta la responsabilidad de por medio, es decir, si uno no vota tiene que asumir las consecuencias de el acto de no ser responsable con sus deberes de ciudadano.

  6. karol acevedo Says:

    yo creo que el decreto de la obligacion del voto obligatori no debe existir ya que el voto debe ser algo libre de cada uno ya que no somos preso en nungun caso que se presente como son las votaciones cada uno toma la deccicion que le paresca adecuada y no me parece justo que por no presentarce a votos le cobren multa no sabiendo el problema que tenga esta ciudadana asi cada uno es libre en este caso es lo que pienso.

  7. estela Says:

    sabe me parece interesante esta información y me parece bien que en todos los países debería ser el voto obligatorio ya que dejamos que los de mas decidan por nosotros ya que nos da pereza salir a votar, debería sancionarse a esas personas que no salga a votar y aparte de eso debería ser como en Colombia a pena uno cumple la mayoría de edad la cédula queda inscrita

  8. Eduardo Says:

    El problema no es si se reduce la participación; no es cuántas personas dejan de votar, sino quiénes son los que dejan de votar. Al final el volumen de votantes no es lo relevante, sino la representatividad del grupo de votantes. El gran drama del voto voluntario es que son las personas menos educadas las que quedan subrepresentadas, es decir, los pobres. El voto voluntario es buena opción en países más equitativos, en Chile va a ser pésimo.

  9. Amy Says:

    Bueno para la tranquilidad de todos los que comentarion esta buena informacion la ley de inscripcion automatica con voto voluntario fue aprovada por el gobierno el 11 de mayo del 2011, es decir, que toda persona al cumplir los 18 años estara inscrito para hacer su presentacion delante de las urnas electorales si asi lo desea. El debate se centra ahora, en que si aquellas personas estan dipuesta o no a hacer valer su opinion como cidadanos e ir a votar, esto va para aquellos que depues protestan contra el gobierno que fue elegido porque “no les gusta” pero nisiquiera son capaces de ir y perder una horas de su vida para hacerce valer dentro de un pais que poco le importa las opiniones de las personas y peor aun. desprecian la opinion de los jovenes. como dijo la socióloga venezolana especialista en participación ciudadana Isabel Licha, dice que: “Ya hay un desprestigio hacia los jovenes y, además, los partidos polticos siguen con una actitud adultocéntrica”.
    Ahora esperemos que todas las personas no se escusen por lata a realizar el tramite de inscripcion y vayan a votar para tener un mejor gobierno.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 61.200 seguidores

%d personas les gusta esto: